Pruebas cardiológicas antes de la competición deportiva ¿Hasta qué punto son necesarias?

Publicado en Cardiología el 07/04/2014

En el número del 6 de marzo de la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine se publica un editorial de James A Colbert en la que se debate si es necesario hacer una evaluación cardiológica previa a la participación deportista a los jóvenes atletas. Y si es así como realizarse.

Este tema sigue todavía en plena discusión. Existen dos corrientes de opinión, la de Estados Unidos donde la evaluación cardiaca previa a la participación deportiva se basa en un examen físico y un cuestionario de salud y la europea, que sigue la dilatada experiencia de la escuela italiana donde se recomienda además un electrocardiograma (ECG).

En el artículo se muestran los datos obtenidos en una encuesta on-line, 1266 votos de 86 países diferentes sobre que se considera mejor la corriente americana, la europea o no hacer nada. La población europea cree necesario en un 60% realizar un ECG frente a un 24% hacer únicamente historia clínica y exploración física. En Estados Unidos los resultados fueron más ajustados, un 45% a favor del ECG frente a un 35% la práctica americana.

Coste vs. Riesgo

En contra de hacer un ECG se ha argumentado que no es coste-efectivo (los gastos no superan los beneficios)  por la muy baja prevalencia (frecuencia de aparición) de la muerte súbita cardiaca, que no hay suficientes médicos lo suficientemente formados para la interpretación de los mismos y que no está demostrado que el screening prevenga la muerte y el alto número de falsos diagnósticos. Además existen pocos tratamientos disponibles para jóvenes atletas a los que se le encuentren anomalías en el  ECG y estos hallazgos podrían llevarlos a una vida sedentaria.

A favor, se argumentan los casos de muerte súbita que se podrían haber evitado si se hubiera hecho un programa de valoración cardiaca adecuada. Por otra parte consideran que el coste de hacer un ECG es mucho menor que cualquier otro gasto deportivo (equipamiento, desplazamientos)

Los políticos, médicos y opinión pública en general deberán decidir si se da prioridad en salud pública a la realización de screening cardiaco deportivo existiendo otras causas mucho más frecuente de muerte en jóvenes como son los accidentes de tráfico, violencia, abuso de drogas o el suicidio.

 Bibliografía:

-Colbert JA. NEngl JMed 370; 10

Jorge Sánchez Torrijos.

Cardiólogo. Clínica Magnasalud.

pedir cita