Combate los problemas del suelo pélvico con la fisioterapia ginecológica

Publicado en Fisioterapia el 01/06/2014
embarazo

La fisioterapia ginecológica es una especialización de la fisioterapia enfocada al cuidado de la mujer, como prevención, tratamiento y  mantenimiento de una buena salud. Trata los problemas del suelo pélvico tales como: incontinencia urinaria (y fecal), prolapso, o dolor  crónico en la pelvis. Ayuda a preparar la musculatura durante el embarazo, para dar a luz y  para lograr una buena recuperación tras el parto.

 Estos son los cinco motivos de salud por los que acudir a un especialista:

1. Incontinencia urinaria: En España, más de 5 millones de mujeres  sufren incontinencia urinaria. Una de cada tres afectadas no ha consultado nunca su problema con un médico por considerarlo una dolencia asociada a la edad o por vergüenza. La causa principal de estas disfunciones se encuentra en el suelo pélvico, fortalecerlo con ejercicios especializados y conocer su ubicación ayuda a controlar la incontinencia urinaria.

2. Embarazo: Hay una serie de desórdenes biomecánicos, hormonales, y físicos en general, que pueden aparecer durante el embarazo y afectar especialmente a la zona lumbopélvica y del suelo pélvico. La fisioterapia obstétrica enseña ejercicios  para fortalecer el suelo pélvico y disminuir el dolor. Prepara para el momento del parto con la gimnasia prenatal, ejercicios respiratorios, relajación… Enseña posturas para adoptar en el embarazo y el parto y también alivia el principal dolor durante el embarazo, ubicado en la zona lumbar y sacra, mediante las técnicas manuales de relajación.

3. Prolapsos (“Algo se sale en mis genitales”): Muchas mujeres llegan a la consulta del ginecólogo asustadas porque sienten como si algo se les saliera por su vagina. La mayoría de las veces no hay que alarmarse ya que suele tratarse de un prolapso. El embarazo y el parto son factores de riesgo importantes. En el momento de parir se produce una gran distensión de los músculos y del tejido que sostiene el suelo pélvico, a veces llegan incluso a desgarrarse fascículos de estos músculos y producirse pérdidas de inervación, que hacen que se debiliten y pierdan su tensión natural.

Tratarse con un/a fisioterapeuta especialista en suelo pélvico puede evitarle pasar por el quirófano en casos de prolapso.  El tratamiento consiste en realizar ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, electroestimulación muscular, reeducación postural, cambio de hábitos nocivos…

4. Dolor pélvico crónico y lumbar: Afecta tanto al hombre como a la mujer. Es un dolor mantenido por encima de los 6 meses, cíclico, recurrente, que incluye vulvodínia (dolor en la región correspondiente a los órganos sexuales externos femeninos), dismenorrea (irregularidad de la función menstrual) y dispareunia (dolor o molestia, antes, durante o después del coito, tanto en hombres como mujeres).

El dolor pélvico y lumbar es muy corriente en mujeres embarazadas y mujeres con lesiones de la columna vertebral. La fisioterapia propone técnicas manuales de relajación de la pelvis, masajes relajantes, ejercicios del diafragma y reeducación de la columna vertebral a través del método Pilates.

5. Posparto: Tratamiento y revisión de las cicatrices (episiotomía, cesárea), fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico para evitar pérdidas de orina, así como de los músculos abdominales para recuperar la perdida de la tensión, mejorar relaciones sexuales, recuperar el tono físico y más beneficios.

En la clínica Magnasalud somos especialistas en fisioterapia ginecológica. Si usted se siente identificada con alguno de los motivos expuestos, póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos.

Pedir cita